Temario >> Tema 4 La exposición >> 4.2. Exposiciones equivalentes. Valores de exposición (EV). Ley de reciprocidad y excepciones

4.2. Exposiciones equivalentes. Valores de exposición (EV). Ley de reciprocidad y excepciones

4.2.1. Exposiciones Equivalentes

Cuando revisamos los componentes de la cámara fotográfica, observamos la relación existente entre los tiempos de exposición ofrecidos por el obturador y las aberturas de diafragma. Como recordará, era posible emplear distintos pares de valores, siempre y cuando la pérdida de exposición en uno de ellos se compensara mediante el aumento de la exposición con el otro.

 

Por ejemplo, es posible obtener una imagen semejante si cerramos 2 pasos en el diafragma y al mismo tiempo prolongamos el tiempo de exposición en igual número de pasos.

res ruedas de exposición marcando tres exposiciones equivalentes  res ruedas de exposición marcando tres exposiciones equivalentes  res ruedas de exposición marcando tres exposiciones equivalentes

Tres ruedas de exposición marcando tres exposiciones equivalentes

En la imagen, se muestran 3 elecciones posibles a la hora de fotografiar una escena con una determinada iluminación. Según optemos por uno u otro par de abertura de diafragma y tiempo de exposición, el efecto obtenido podrá variar (por ejemplo, los sujetos en movimiento podrán aparecer más borrosos cuanto mayor sea el tiempo de exposición). Pero en todo caso, las 3 imágenes mostrarán igual nivel de exposición, igual densidad u oscurecimiento. Se dice que estas 3 exposiciones son equivalentes. Volveremos sobre esto en capítulos sucesivos.

4.2.2. Valores de Exposición (EV)

A las distintas exposiciones equivalentes que pueden efectuarse se les asigna a menudo un valor numérico conocido como valor de exposición o EV [de Exposure Value, traducción del término al inglés]. Se trata de valores aritméticos cuya utilidad estriba en que permiten comparar casi de forma instantánea la iluminación entre 2 puntos del sujeto o bien entre 2 escenas diferentes.

Se toma como valor de referencia o EV1 la cantidad de luz necesaria para exponer correctamente una escena a f-2 durante 2sg, con una emulsión de ISO 100/21º. A partir de ahí, todos los pares de valores que proporcionen una exposición equivalente ( es decir, f-1'4 / 1sg , f-2'8 / 4sg , f-8 / 30sg), etcétera serán, asimismo, EV1.

Del mismo modo, aquellas situaciones que presenten una iluminación doble de la de una escena EV1, requerirán un paso menos de exposición. A estas escenas se las denomina con una unidad mayor de valor de exposición, es decir, EV2...Y así sucesivamente.

Si por el contrario, la escena es la mitad de luminosa que EV1, tendrá un valor de exposición EV0 y requerirá por tanto un paso más de exposición a la luz que una escena EV1.

Esta escala de valores de exposición (EVs) puede parecer compleja, pero a menudo resulta útil su conocimiento, ya que muchas cámaras permiten realizar ajustes de exposición en valores EV, por ejemplo, cuando durante un rato vamos a trabajar en unas condiciones de iluminación que pueden inducir a error al exposímetro.

TABLA DE EXPOSICIONES EQUIVALENTES

Tabla de exposiciones equivalentes 

4.2.3. Ley de Reciprocidad

El enunciado de la Ley de Reciprocidad, conocida también como la ley de Bunsen y Roscoe -en honor a quienes la formularon- dice: "La cantidad de cambio químico es proporcional a la intensidad de la luz, multiplicada por el tiempo de iluminación".

Exposición Efectiva = Tiempo de Exposición x Intensidad de la Luz

Esto significa que la cantidad de ennegrecimiento que obtenemos en una película depende simplemente de la cantidad de energía luminosa total empleada. La ley de Bunsen y Roscoe establece una relación lineal entre el tiempo de exposición y la abertura de diafragma. Esto es lo que nos permite obtener imágenes de densidad similar empleando tiempos de exposición diferentes, siempre y cuando compensemos dicho cambio con otro de signo contrario en la abertura de diafragma.

Pero esta ley no se cumple siempre ni de igual modo en todos los materiales sensibles. Al fallo en la ley de reciprocidad se le conoce como efecto Schwarzschild.

4.2.4. Efecto Schwarzschild

El efecto Schwarzschild se produce por exposiciones muy cortas ó muy largas. En estos casos, no existe una equivalencia real entre cerrar un paso el diafragma y doblar el tiempo de exposición. Las consecuencias son la pérdida de sensibilidad en la película, la variación en el contraste reproducido y la modificación en el balance cromático.

De estos tres problemas, el primero puede resolverse aumentando la exposición respecto a la estimación ofrecida por el exposímetro. El contraste de la imagen puede corregirse -hasta cierto punto- durante el procesado, especialmente con emulsiones en blanco y negro.

Por lo que respecta al balance cromático, su alteración se debe a que las películas en color se ven afectadas por el fallo en la ley de reciprocidad de modo desigual en cada una de sus capas. Los fabricantes suelen indicar la corrección necesaria en el filtraje de color durante la exposición para cada material y tiempo de exposición concreto.

Ejemplo de dos tablas de información sobre reciprocidad de 2 películas diferentes

Ejemplo de dos tablas de información sobre reciprocidad de 2 películas diferentes

Ejemplo de dos tablas de información sobre reciprocidad de 2 películas diferentes

Los márgenes en los que la ley de reciprocidad se mantiene invariable son distintos para cada emulsión. Generalmente, las películas en color para luz día suelen dar buen resultado sólo con tiempos cortos, si bien esto ha cambiado con las últimas generaciones de emulsiones. Por su parte, las películas para tungsteno son tradicionalmente diseñadas para trabajar con tiempos de exposición largos, en los que no presentan problemas ni de pérdida de sensibilidad ni de alteración del balance cromático.

4.2.5. Exposiciones Múltiples y Efecto de Intermitencia

No provoca el mismo oscurecimiento del material sensible exponer durante un tiempo concreto que dividir dicho tiempo en varias exposiciones sucesivas. De manera análoga, tampoco se logra el mismo resultado disparando un flash una única vez que dividiendo su potencia en destellos sucesivos. A este fenómeno se le denomina efecto de intermitencia.

Al igual que ocurriera con el efecto Schwarzschild, la exposición sucesiva y por partes produce una pérdida en la sensibilidad efectiva de la emulsión, así como una modificación en el contraste y la alteración en el balance cromático de las emulsiones en color.

Los factores cuantificables que intervienen en el efecto de intermitencia son:

El número de exposiciones: a mayor número de exposiciones, mayor pérdida de sensibilidad. Normalmente, se corrige incrementando el número de exposiciones, siempre según las indicaciones del fabricante. Por ejemplo, en el caso de destellos de flash, la norma suele ser añadir un destello adicional por cada 4 realizados de modo consecutivo.

El intervalo entre exposiciones: a mayor intervalo, mayor pérdida de sensibilidad. Cada material tiene un umbral ó frecuencia crítica, hasta el cual la pérdida de sensibilidad es inapreciable. Una vez superado éste, la pérdida de sensibilidad se hace cada vez más evidente, haciéndose necesario aumentar el volumen de exposición total de la imagen.

 

 

Menú de usuario

Usuarios en linea

Tenemos 156 invitados conectado(s)
 

 

Publicidad

Publicidad